jump to navigation

Final Fantasy IX [Mi Juego Favorito] 23 enero, 2012

Posted by José M. Saucedo in Videojuegos.
Tags: , , ,
trackback

Siempre he pensado que aquello que hace gamer (o videojugador) a una persona no es el fanatismo que tenga por un título o el hecho de jugar por el simple gusto de hacerlo, sino por la manera en cómo ésta permite que los juegos de video influyan en su vida de una forma u otra. De esta manera, así como todos tenemos una frase, personaje, melodía o momento que marcó nuestras vidas cuando lo vimos en una pantalla, lo escuchamos en una bocina o lo encontramos en una hoja de papel, los videojugadores descubrieron el suyo teniendo un control en sus manos, mientras dejaban de ser testigos de una historia o meros participantes en un reto virtual para ver como su mente y corazón se hacían parte de lo que para alguien más no sería más que un pasatiempo. Por esta razón es que nació la sección de Mi Juego Favorito en este blog, la cual finalmente ha llegado el título que le dio origen y que hoy sigue teniendo tanto significado para mí como cuando lo jugué por primera vez…

 

Desde el comienzo, la presentación de Final Fantasy IX nos anuncia un cuento que hablará sobre el destino y el dilema de sus protagonistas por aceptarlo, sin saber que serán sus decisiones las que marquen el camino que éste seguirá. El juego, desarrollado originalmente para la primera consola de PlayStation y publicado por SquareSoft en el año 2000, se presentó como el primer gran regreso de la serie al concepto que la originó años atrás, mostrando personajes caricaturizados y una historia fantástica que dejó atrás la tecnología para retomar los caminos de la magia y las épicas aventuras de capa y espada.

En su momento el título rompió el esquema que habían establecido como base del género sus antecesores tanto en imagen como en música, desarrollo y presentación, mostrándonos como protagonista a Zidane, un héroe optimista y de espíritu inquebrantable, que, sin necesitar una sola razón para hacerlo, decide ayudar a quien puede de la mejor forma posible.

Rodeado de personajes trágicos y una historia genuinamente triste, la fortaleza de carismático ladronzuelo hace que sus compañeros y quien vive esta historia sigan adelante con la misma fuerza, pues la esperanza que Zidane mantiene ante toda situación se contagia, y nos hace descubrir y disfrutar genuinamente cada pequeño detalle de la trama, los cuales fueron planeados perfectamente para enseñarnos que aun en las situaciones más difíciles hay esperanza y que al final, hasta el momento más doloroso pasará, volviéndose una enseñanza de vida y nada más.

Sutiles momentos como cuando los robóticos Magos Negros descubren el sentido y el valor de la vida gracias a un Chocobo bebé que adoptan, hasta el sacrificio de Freya, quien decide hacerse cargo del amor de su vida a pesar de que él ha perdido memoria de todo (incluso de ella), son la historia y los personajes de Final Fantasy IX los que hacen genuinamente grande a este juego, manteniéndose (para mí) como el mejor de la franquicia y por mucho, como una de las mejores y más emotivas novelas que se han visto hasta ahora en el entretenimiento interactivo. Gracias a esto, el mundo fantástico en el que se desarrolla el juego cobra un sentido completamente diferente al que uno podría creer con sólo verlo; creando una lógica y coherencia que se comparte no sólo en la dirección de arte, la planeación de retos y sus logrados mini-juegos, sino que también hacen de cada nueva etapa un grato descubrimiento para quien lo juega, logrando que uno desee saber más, no sólo de quienes protagonizan esta historia, sino de quienes los acompañan como personajes secundarios o de mera decoración.

Steiner, el caballero de motivación oxidada, Vivi, el maguito que busca el sentido de su existencia, Eiko, la pequeña que no puede encontrarse un hogar y Garnet, la princesa que desea tomar las riendas de su vida son los puntos desde los cuales parte el juego y que nos llevan a encontrar sentido a su propuesta hasta su gran final, un sacrificio tan inesperado que impacta casi de forma tan grande como la lírica del tema musical que lo acompaña.

Sin lugar a dudas, la intención de llevar el corazón levantado no sólo por ti, sino por la gente que te rodea, y la moraleja de vivir el presente como es, y no como un reflejo del pasado o un paso hacia el futuro, son algunas de las razones por las cuáles el título se hizo una parte tan importante de mi como persona, como gamer y, quizá, como un miembro en el creciente medio de los juegos de video en México. En mi historia Final Fantasy IX no sólo me dejó con la mera intención de bautizar a mi perrita como uno de sus personajes, Eiko, sino que gracias a la forma en cómo éste trascendió en mi vida profesional es que recuerdo el final de mi primer proyecto editorial y, genuinamente, puedo aceptar que éste ha sido el único juego que me ha hecho llorar de alegría al momento de saber que fue lo que ocurrió con sus personajes al finalizar su aventura.

El destino, la entrega, el amor y el llamado hacia la trascendencia se ofrecen en el título de tal manera que sus enseñanzas, aunque no evidentes, resuenan fuertemente en quien las vivió como deben experimentarse aquellas que se encuentran en las grandes obras del arte universal: como parte de la misma y de las emociones que ésta despierta. Fue gracias a su tema principal, Melodies of Life, que en la boda de mi mejor amiga entendí que el amor no es un sentimiento sino una decisión y muchos años después, gracias a esta misma canción y su mensaje fue que finalmente pude decirle adiós a alguien de quien no quería despedirme.

Aunque muchos tachan de ingenua la creencia de que no necesitas una razón para ayudar a alguien, y quien ha encontrado en esta filosofía de vida una carga tan grande que parece insoportable, la experiencia y el resultado que he tenido bajo esta idea demuestran que al final, la incondicionalidad, como el caos, libera.

En mi historia, y gracias a todo lo que viví y aprendí a través de sus personajes, Final Fantasy IX es el juego que me hizo descubrir el gran valor que tiene el Entretenimiento Interactivo no sólo medio de comunicación, sino también como arte, como refugio, como pasión e incluso, como vocación. Este título, por encima de todos los demás, será por siempre el definitivo, El Juego Favorito.

Anuncios

Comentarios»

1. Dave B. Wingates - 26 enero, 2012

También es uno de mis juegos favoritos!!! =D

El personaje de Vivi me cautivó.

Excelente post!!!

2. Aisling - 25 enero, 2012

Lo confieso, me sacaste alguna lagrimita por ahí. Esta reseña tan cálida y sincera me tocó el corazón. Tú sabes por qué. :.>

Creo que necesito vover a jugar el Final IX…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: