jump to navigation

Final Fantasy: The 4 Heroes of Light [Mi Juego Favorito] 30 enero, 2012

Posted by José M. Saucedo in Videojuegos.
Tags: , , ,
trackback

Cómo ocurrió al principio de aquella primera aventura, todo comenzó en este juego con la profecía, una princesa secuestrada, el joven que deseaba probarse a sí mismo y un amigo fiel que no a su compañero, pero que jamás lo dejará solo. Así de simple es la propuesta de muchas historias y es justamente con ella que Square Enix decidió hacer a un lado las versiones alternas, las secuelas y las constantes re-ediciones de las entregas originales de su serie más importante para detenerse un instante y retomar aquello que hizo de Final Fantasy la serie de RPGs más popular e influyente en la industria del juego de video. A manera de despedida informal del Nintendo DS, pero retomando la presentación que hizo grandes a las nuevas versiones de Final Fantasy III y IV, Matrix Sofware y el productor Tomoya Asano desarrollaron lo que a mi consideración es el último y más entrañable juego de rol que se lanzó en la consola portátil de Nintendo: Final Fantasy: The 4 Heroes of Light.

Resultaría fácil describirles el juego como si esta fuera una reseña más y comentarles que el título retoma la dinámica de los trabajos de Final Fantasy V dándole personajes y motivaciones a la historia que se contó en el primer juego de la serie (que también es de mis favoritos), pero la verdad, la intención de estas crónicas es la de comentar la razón por la cual el juego me gustó lo suficiente como para que se hiciera parte de la colección personal.

Desde que supe el concepto detrás de Final Fantasy: The 4 Heroes of Light sabía que iba a querer jugarlo, pues la simple definición que este no era más que un título clásico de la serie que haría uso de la tecnología actual me llamó demasiado la atención e incluso creí que en algún momento me podría emocionar de la misma forma en cómo lo hizo Final Fantasy IX cuando salió. Aunque el titulo no llegó a marcarme de la misma forma que lo hizo la última entrega de la serie para el PS One, hubo algo en él que me atrapó de una forma que no lo había ningún juego de rol desde hacia tiempo, al grado en que comencé a dedicarle más tiempo del que yo mismo creí que merecía, no sólo para saber qué es lo que ocurriría con sus protagonistas y descubrir al final, al verdadero villano de la historia, sino también porque el concepto general y su dinámica de juego de pronto reactivaron al jugador de vieja que estaba en mi pues me encontré con aquel mismo reto que no disfrutaba desde la época del Super NES, donde las habilidades y el manejo de ataques físicos, magia y acciones especiales de cada uno de los trabajos que estaba representando cada uno de mis personajes se convertía en una planeación estratégica tan compleja que ni yo mismo podía creer que la había armado.

No voy a negar que el mérito más grande del título fue la manera en como despertó en mi la nostalgia de los RPG clásicos de 8 y 16 bits pero, como lo comenté anteriormente, esa era justamente la razón por la cual este título fue creado. Desde cuidada y entrañable dirección de arte hasta una banda sonora que sin repetirse a sí misma o llenarse de referencias a tantas otras logró darse un lugar propio dentro y fuera del título, Final Fantasy: The 4 Heroes of Light poco a poco se fue estableciendo como una entrega hecha y derecha dentro de la serie.

Momentos grandes de su historia como el tiempo en que tus protagonistas se quedan atrapados dentro del cuerpo de un animal o debes explorar las peligrosas raíces del árbol de la vida, así como la infinidad de historias anexas, los grandes secretos, la aparición de los chocobos, los viajes sobre la ballena gigante y retador calabozo que aparece al final de su historia complementaron perfectamente tu búsqueda no sólo por hacer más fuertes e inteligentes a tus personajes, sino también la misión de obtener todas las gemas para mejorar las coronas que establecían tus habilidades durante cada pelea y así, hacerte de más y mejores formas para superar cada batalla.

Con guión genuinamente grande, el valor de explotar la nostalgia con un producto que se siente tan familiar como nuevo, una historia bien llevada y cuidada producción, son muchos elementos los que hacen grande a esta producción y de paso, hicieron que ganara su lugar en la colección y en esta sección, llevándose esta semana el título de Mi Juego Favorito.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: