jump to navigation

Los Muppets [Cine] 4 mayo, 2012

Posted by José M. Saucedo in Cine y DVD.
Tags: , , ,
trackback

Han pasado más de cuatro años desde que se lanzó una película de los Muppets, pero desde 1999 se consideró que el mero hecho de participar en una cinta protagonizada por la Rana René y Miss Piggy era la primera señal de que tu carrera en Hollywood había terminado. El duro golpe que recibió el equipo detrás de estos personajes tras la muerte de su creador, Jim Henson, en 1990 fue algo del que muy difícilmente se pudieron recuperar los peluches, y miren que no faltaron celebridades dispuestas a darles ese tan necesitado segundo aire, aunque en la mayoría de los casos todo acabó en ridículos como Una Navidad con los Muppets, del 2002, y la olvidable Los Muppets y el Mago de Oz, del 2005, en la que el mismo Quentin Tarantino hace una breve aparición. Afortunadamente la nostalgia y la genialidad que siempre han caracterizado a los Muppets se mantiene vigente, al grado en que un nuevo intento por regresarlos pasó de ser una bonita idea a un descabellado regreso que contaría con todo el apoyo de sus nuevos dueños, Disney, dando como resultado la película que todo fanático hubiera esperado… hace 10 años.

Bajo la dirección de James Bobin y con un guión particularmente simple a cargo de Jason Segel y Nicholas Stoller, la película de Los Muppets narra justamente lo que ocurrió tras la desaparición del grupo. Todo comienza con el viaje de tres fanáticos a lo que fueran los grandes estudios de Los Muppets en Los Ángeles, California, y descubrimiento accidental de que el antiguo teatro será demolido por un poderoso millonario para poder sacar el petróleo que hay ahí. Si, lo sé, la historia es absurdamente obvia y simple, pero sirve de excusa perfecta para comenzar a reunir a los personajes que muchos han amado desde hace décadas para verlos hacer, una vez más, esas rutinas que en algún momento nos sacaron una carcajada o más.

Aun cuando la cinta tiene momentos tan genialmente grandes como incoherentes, incluyendo el caótico regreso de Gonzo, el aterrador rap de Chris Cooper y la graciosísima versión que hacen lo muñecos del clásico “Smells Like Teen Spirit” de Nirvana, el sentimiento general que se siente en la película es de una grandísima melancolía que contrasta fuertemente con las canciones alegres, las escenas de baile y una que otra escena irónica que por su brevedad no llama la atención hasta que uno tiene la oportunidad de ver la película por segunda vez.

No puedo negar que la cinta resulta emocionante para los fanáticos reales de estos personajes (incluyéndome), y que a pesar de la gran actualización que se le dio a su estilo de comedia, ésta mantiene el mismo ritmo y sencillez de siempre, pero se siente que faltaron muchos detalles que la hubieran hecho mucho más grande e impactante pero, al final, todo resulta como se hubiera deseado.

Desde la participación de actores conocidos en pequeños papeles, como ocurre en toda producción de estos personajes, hasta el genial cierre con el clásico tema de Mahna Mahna y la intervención de todos las grandes figuras en papeles tan grandes como chicos y hasta intrascendentes, el mérito más grande que tiene la película de Los Muppets es ese sentimiento de celebración por su esperado regreso al estrellato. Los tráiler que se burlaron de cuanta producción pudieron ridiculizar, los momentos cursis que de pronto rayaron en la genialidad –como el tema Eres un Hombre o un Muppet– y el célebre e incoherente final, todo hace que esta película funcione de maravilla, aunque eso sea mucho más con los fanáticos que se hicieron los personajes hace años que con los nuevos.

Los Muppets, aunque trillada y un poco más dramática de lo que debería, es una comedia que funciona perfectamente para recordar a todos la importancia de su existencia en el entretenimiento mundial, y vaya que la cinta se nota que fue tan divertida hacerla como lanzarla. Chéquenla, la producción vale la pena y mucho.

Los Muppets (The Muppets, 2011)

Lo Bueno: Guión, canciones, personajes y los cameos

Lo Malo: Historia

Factor XHale: ¿Kermit, la rana?

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: