jump to navigation

Día 22: The Legend of Zelda #30Dias30Juegos 22 mayo, 2012

Posted by José M. Saucedo in Personal, Videojuegos.
Tags: , ,
trackback

Juego que Recuerda a Alguien en Especial

 

Cuando salió la primera entrega de The Legend of Zelda, mi hermano y yo comenzamos un archivo propio en el cuál avanzábamos por nuestra cuenta pero, gracias al estúpidamente alto nivel de dificultad del juego (si tomamos en cuenta mi edad, la época y el hecho de que llega un punto en el título en que no tienes ni una pinche pista de lo que tiene que hacer), acabamos jugando uno sólo con el exploramos el extensísimo mundo que conformaba Hyrule en ese momento.

Con la infinita paciencia que sólo pueden tener dos niños de 12 y 10 años recorrimos todo el juego quemando cuando pinche arbusto se nos puso enfrente, bombardeamos toda pared que hayamos y movimos cuanto bloque y piedra pudimos sólo para asegurarnos de que no habíamos dejado un solo secreto sin descubrir, matamos una infinita cantidad de enemigos para comprar los mentados anillos azules juntando el dinero rupia por rupia, aprendimos como lidiar con cada enemigo para que no nos matara y al final, con lápiz en mano, completamos el mapa que venía con el juego fungiendo yo como navegador y Chucho, mi hermano, controlando a Link (que ese momento se llamaba Riddle). Desmintiendo rumores, aprendiendo las debilidades de cada monstruo, los ítems y precios de cada tienda, ayudando a quienes estaban atrapados en el juego y desvelándonos hasta las 10 de la noche tratando de encontrar más cosas, con el tiempo llegamos al reto final con Ganon (tras darnos una soberana perdida en el laberinto de Death Mountain) y después de muchos intentos descubrimos que para vencerlo definitivamente teníamos que usar flechas de plata.

Con el cerdo maldito vencido y la princesa rescatada, la emoción que nos atrapó fue grande, inmensa e increíble, pero la jugada que daba Nintendo al decirnos que ya que habíamos terminado esta aventura, presionando el botón B daría comienzo otra no nos emocionó, al contrario, nos asustó. No hay recuerdo gamer más fuerte que tenga de la infancia que ver a mi hermano llorar como lo hizo cuando descubrió que tras haber pasado MESES dominando The Legend of Zelda en el NES, la recompensa por haber terminado el juego era volverlo a empezar de cero, pero ahora todo había cambiado de lugar. Los enemigos, lar armas, los calabozos, todo era nuevo y más difícil, y la reacción que tuvo mi hermano a ello me hace relacionar la serie entera con él y con este juego.

Si quieren saber de que trata 30 Días 30 Juegos, hagan click aquí!

Comentarios»

1. Yo Mero Oficial (@LINKMUNA) - 23 mayo, 2012

Lo relacionas con la reacción de tu hermano pero ¿qué sientes al recordar esa reacción? Es algo de lo que son capaces muy pocas cosas pero son las que vale la pena recordar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: