jump to navigation

Día 23: Castlevania: Symphony of the Night #30Dias30Juegos 23 mayo, 2012

Posted by José M. Saucedo in Personal, Videojuegos.
Tags: , , ,
trackback

Juego gracias al cual conocí a Alguien

Cuando la Master Sword regresó a su pedestal al final de The Legend of Zelda: A Link to the Past, me alejé tajantemente de los juegos de video hasta que un día, a finales de 1997, un vecino con quien me llevé durante un tiempo me pidió que lo acompañara a ver a un amigo suyo a un local de videojuegos en el bazar Lomas Verdes. Detrás de un viejo mostrador, saltando con música pop de esas que uno ahora niega haber escuchado, es que me encontré por primera vez con Rodrigo Márquez.

Mientras Manuel, el vecino, platicaba / perreaba con Rodrigo, yo le comenté que había dejado los videojuegos con el Super Nintendo porque ya no había sabido nada de las series que me gustaban, Final Fantasy y Castlevania. “¿Castlevania?”, me respondió Rodrigo con extrañeza, y continuó, “fíjate que acaba salir uno nuevo.” Sorprendido pedí que me lo enseñara y cuál fue mi sorpresa descubrir que ese título no estaba en un cartucho sino en un CD y que la máquina donde lo correría no era de Nintendo o SEGA, sino de Sony. “Este es un PlayStation”, me comentó, mientras cargó el juego y me pasó un control que en su momento se me hizo raro, pero también cómodo. La música, los gráficos y las cuidadísimas animaciones del juego me sorprendieron, y mientras él presumía los logros del título yo le pregunte que cuál Castlevania era, porque no veía a nadie con un látigo en mano. Rodrigo me dijo que a diferencia de los otros títulos, éste era protagonizado por Alucard, el hijo de Drácula, y que se llamaba Castlevania: Symphony of the Night.

Dejando a un lado que este gran título era la secuela de mi juego favorito de la serie, Castlevania III: Dracula’s Curse, la primera entrega de la serie para PS One sirvió como primer tema de conversación que tuve con quien terminó convirtiéndose en mi primer y genuino mejor amigo, cómplice de más de un plan y causal de muchas atrocidades, corajes, peleas, rescates, anécdotas, dramas, celebraciones, vicios, dilemas y vivencias que no comentare aquí por respeto a su salud mental, pero que bien puedo asegurarles que se mantienen vivas hasta el día de hoy de muchísimas formas. De su cátedra sobre lo que el sabía de videojuegos y la intervención de un amigo mutuo es que me decidí a armar mi primer revista de juegos.

Sobra decir que también fue por culpa de Rodrigo me hice fan de Final Fantasy, entendí el concepto de los videojuegos musicales, viví las mejores retas de Super Smash Bros., supe lo que era el abuso emocional con Seaman (del Dreamcast), estuve en mi primera lanparty de Starcraft y a través de él también experimente mis primeros MMORPG con World of Warcraft y Final Fantasy XI. Finalmente, y como dato adicional, el mentado artículo Los Expedientes ATX –por el cual mucho lector de Atomix me sigue mentando la madre hasta el día de hoy- fue gestado en su casa, en una gamer-peda, nomás por ocio.

Si quieren saber de que trata 30 Días 30 Juegos, hagan click aquí!

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: