jump to navigation

Super Smash Bros. Melee [Mi Juego Favorito] 13 mayo, 2013

Posted by José M. Saucedo in Videojuegos.
Tags: , ,
trackback

Todos tenemos una historia con este título, es más, me atrevería a decir que todos tenemos por lo menos cinco o seis buenas historias que empezaron antes, durante o después de una reta en este juego. Desarrollado originalmente como título de lanzamiento para la cuarta consola casera de Nintendo, Super Smash Bros. Melee rápidamente se convirtió en uno de esos contados juegos que para muchos bien podrían ser un fenómeno generacional, una inolvidable época de amigos y videojuegos, ese reto que daba gusto vencer o la principal (Ya veces única) razón por la cual muchos siguen videojugando*. Entre buenos recuerdos y sonrirsas, el resultado final de esta producción se resume en un momento clave, en una divertida pelea que desde su grandiosa presentación hasta su excepcional diseño, despertaron la nostalgia joven de videojugadores alrededor del mundo haciendo de éste su juego favorito…

SuperSmashBrosMelee_GCN

No pienso negar que el juego tiene sus detalles y no faltará quien piense que exagero con todas las palabras con las que describí o podría describir el juego, pero debo aclarar que quien escribe estas líneas sobre el segundo gran juego de “peleas” de Nintendo no es asiduo a participar en este tipo de retas, pero es ahí donde entra uno de los elementos clave del juego.

Dentro de las tantísimas anécdotas e historias que giran alrededor de la creación del Super Smash Bros. Melee se encuentra el hecho de que su director, Masahiro Sakurai, casi acaba con su vida con tal de hacer éste el juego perfecto para celebrar el mundo de Nintendo y la verdad, aun cuando el título tiene ya una secuela mucho más grande y ambiciosa, todos quienes hicieron, vendieron y jugaron Super Smash Bros. Melee siguen considerándolo mucho mejor. La emoción de utilizar a tu personaje favorito en una reta contra otras tres personas en escenarios tan simples como excéntricos o entretenidos se hizo aun más grande cuando la dinámica de juego se volvió precisa, de gran respuesta y con un diseño interctivo que permitía que cualquiera pudiera divertirse en la reta sabiendo quienes fueran los participantes en ella o no.

Como buen fanático de Nintendo, palabras como accesible, atractivo y visualmente espectacular podrían ser algunos de los tantísimos adjetivos con los que podríamos definir al Super Smash Bros. Melee, pero al final nada de eso se compara con aquello que fue lo ue hiz campeón al juego. Si, el esquema de su control, lo perfecto de su planeación y la gran variedad de detalles hacína de este un jugo fino y bien logrado, pero la verdad en lo único que puedo pensar realmente mientras escribo estas líneas es aquellas tardes y noches en casa de Rodrigo, un amigo, donde él y hasta más de quince personas nos juntábamos a echar la reta del Super Smash Bros. Melee en una tele chiquitita mientras bebíamos y platicábamos de cualquier cosa.

Los gritos de Mario, las mentadas de Toño, las amenazas de Jorge, las quejas de Carol y tantísimas otras reacciones se volvieron parte de mi vida los viernes durante más de una década; de hecho creo que este juego fue la razón por la cual muchos de ese grupo se mantienen tan unidos hasta hoy y en más de una forma, conozco a demasiados videojugadores que tuvieron la oportunidad de vivir algo similar gracias al Super Smash Bros. Melee.

Si bien el caos perfecto que ofrece este juego, que cuando empiezas a jugarlo no sabes bien que esta pasado hasta que alguien gana, se volvió un bonito recuerdo, no puedo dejar de mencionar el hecho de que en el grupo donde lo jugábamos llegó a unirse mucha gente porque cada uno de los amigos, por su cuenta, retaba a otras personas no sólo para seguir jugando, sino para compartir esa caótica experiencia que era darse con todo hasta que se acabaran las vida, el tiempo o, como me pasó en más de una ocasión, nos dieran las seis o siete de la mañana.

Al grito de “Patada Mortal de Samus”, con la que Rodrigo comenzaba cada reta utilizando a la protagonista de Metroid y mientras enumero todas las veces que él salió volando del escenario tras el “taconazo” de Link (nombre con el que referíamos al movimiento del héroe cuando caía con la espada apuntando hacia abajo), así como la maestría con la que Mario usaba la capa de Super Mario y Jorge celebraba cada Falcon Punch, despido este texto recordando aun más anécdotas de las que podría describirles para celebrar el Super Smash Bros. Melee, pero al final el resultado es el mismo, pura diversión y buenos recuerdos son los que muchas veces le dan a un título el valor de ser considerado Mi Juego Favorito.

*Si, me inventé el verbo, ¿y?

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: