jump to navigation

The Legend of Zelda: The Wind Waker [Mi Juego Favorito] 14 julio, 2014

Posted by José M. Saucedo in Videojuegos.
Tags: , , ,
trackback

Debo confesarles que me sorprendió bastante descubrir, cuando estaba preparándome para escribir esta nota, que The Legend of Zelda: The Wind Waker ya contaba con más de diez años de edad. ¿Cómo era posible que hubiera pasado tanto tiempo desde que me aventuré dentro de esta historia por primera vez? ¿Acaso no había ocurrido nada impresionante desde su llegada hasta el día de hoy? ¿Qué fue lo que perdió La Leyenda de Zelda tras la salida de este título? En verdad que fueron muchas las preguntas que surgieron en mi cabeza al escuchar na vez más su banda sonora mientras redactaba este texto y la verdad, aunque podría dejarme caer en teorías existencialistas o comerciales y los ya cansados discursos intelectuales con los que muchos están confundiendo ahora el escribir o hablar sobre un juego de video, mi experiencia con esta historia es mucho más simple y a mi parecer, honesta…

TLOZWIndWaker_GCN

Como ya lo he comentado en más de una ocasión, la primera consola casera de Nintendo fue el tercer aparato donde jugué videojuegos en mi vida, por lo que me tocó recibir y experimentar cada capítulo de The Legend of Zelda en su momento; sin guías, sin mercadólogos o medios de comunicación generándome expectativa y sin tener decenas de personas encima repitiéndome una y otra vez porque valía la pena cada juego. La experiencia de encontrarle el valor, el sentido y la personalidad a cada título por cuenta propia es algo que pocos videojugadores son capaces de vivir por mucho tiempo y en mi caso –junto con la serie de Final FantasyThe Legend of Zelda encontró su lugar por si sólo en mi pasatiempo favorito, convirtiéndolo en un hobby, en un gusto personal por todo lo que acontecía alrededor de la misma.

Con el grato recuerdo de A Link to the Past y Link’s Awakening en mi memoria y tras haber sido impresionado junto con toda una generación The Ocarina of Time, The Legend of Zelda: The Wind Waker se convirtió en el primer juego de la serie en generarme una expectativa que parecía inalcanzable. Aunque en esa época las consolas de Sony ya tenían un lugar puesto en casa, el mero anuncio de que saldría este título fue razón suficiente para hacerme de un GameCube y aun cuando alcancé a leer a más de un detractor quejándose por la dirección de arte que Nintenod había tomado con esta entrega, nada de eso importó porque finalmente saldría una entrega nueva, original y hermosa de mi querida Leyenda de Zelda.

Cuando el juego finalmente salió a la venta se compron dos copias, una para mi hermano y otra para mi, y aunque no podía dejar de ver el serigrafiado dorado que decoraba el disco y alabar lo elegante del diseño de la caja y su manual, el momento de comenzar una nueva aventura en el mundo de Hyrule había llegado y así, apartándome de todo, encendí mi Cubo para comenzar la travesía…

Acompañado de una pieza musical interpretad con un violín, la introducción del juego no sólo comenzó a romper paradigmas establecidos en la serie (como reconocer su continuidad), sino que me puso la piel chinita cuando el tema principal de la franquicia se escuchó cuando la leyenda contó las hazañas del Héroe del Tiempo. La historia terminó y con ella comenzó otra que nos ponía al control de un niño en una tierra que no era Hyrule, donde no existían héroes o princesas y para colmo, todo parecía transcurrir en una graciosa isla hasta que el secuestro de la hermana del protagonista comenzó a descubrir un nuevo mundo para el joven y los jugadores que sabían que esta historia sería algo más que resolver los acertijos de un calabozo para entrar en el siguiente.

La genial dirección de Eiji Aonuma supo encontrar en un nuevo mundo todas aquellas constantes que se habían vuelto ya un elemento básico en los juegos anteriores de la franquicia, dándoles un sentido completamente nuevo y al mismo tiempo familiar, otorgándonos enfrentamientos épicos contra fantasmas engañosos o calamares asesinos, al mismo tiempo que hacía de la exploración marítima un pasatiempo insuperable donde todos los personajes del juego, sin importar el tamaño de su participación, se convertían en una pieza funcional de una de las contadas experiencias de Nintendo que estuvieron cerca de alcanzar la perfección.

El descubrimiento de Hyrule, la historia detrás de las historias que se contabas en las islas que conformaban este nuevo mundo, la recreación de enemigos clásicos, los geniales mini juegos y hasta la tediosa exploración por los tesoros escondidos en el ancho mar me atraparon como ningún juego lo ha hecho jamás, haciendo que me enamorara de este título tan profundamente que todo lo que lo conforma, desde su música, gráficos y arte hasta su historia y modo de juego los considere como un punto de comparación para muchos otros títulos del género y también, de la propia serie.

Aun así, la principal razón por la que The Legend of Zelda: The Wind Waker se ganó su lugar en esta sección, en este blog y se considera como uno de los títulos más importantes dentro de la colección personal es también porque fue el último juego que jugué “como niño”; sin preocuparme por su calidad gráfica, su modo de juego, su trascendencia histórica, su aplicación tecnológica o las calificaciones / opiniones que le había dado la crítica especializada ó que, en mi caso, tenía que redactar para entregar un texto que leerían millares de personas que jamás conoceré.

Si en su momento consideré innecesaria la versión en Alta Definición que se editó de este juego para Wii U fue porque no estaba consciente de los 10 años que ya habían pasado desde su lanzamiento en el GameCube, y aunque esa edición es buena y en verdad logra mejorar muchos de esos detalles que tenía la versión original, nada de ello logró emocionarme tanto como cuando lo jugué por primera vez. The Legend of Zelda: The Wind Waker es hasta ahora mi entrega favorita de la franquicia y también, Mi Juego Favorito.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: