jump to navigation

Deadpool [Cine] 26 febrero, 2016

Posted by José M. Saucedo in Cine y DVD.
Tags: , ,
trackback

Se necesitaron más de 30 años de historia, intentos fallidos, costosas campañas de publicidad y el capricho de más de uno para hacer que los súper héroes fueran un género propio en el mundo del cine. Mientras que Superman (1978) de Richard Donner logró una historieta creíble fuera del papel y Christopher Nolan hizo que El Caballero Oscuro (2008) estableciera el género como algo que podía y debía tomarse tan en serio como cualquier otro, durante esos años tuvimos desde los más grandes espectáculos de acción, drama y comedia que muchos jamás hubieran soñado ver en la pantalla grande, hasta las humillaciones más grandes que ha sufrido un creador o un creativo ante su público y de paso, millones de personas que de otra forma no lo hubieran conocido. Sorpresivamente, aun cuando han pasado tantos años y tantas cosas en la historia de las adaptaciones al cine del arte secuencial, hasta ahora no habíamos tenido una película como Deadpool, y eso es algo tan bueno como malo para el género al que pertenece.

Deadpool_00

Creado como una parodia de Deathstroke, un hábil mercenario que pertenece a las páginas de DC Comics, Deadpool llegó a la editorial competidora como un asesino a sueldo que no estaba muy bien de la cabeza, madurando su concepto en un personaje que estaba consciente de ser justamente eso, un monito que formaba parte de una tira cómica. Extremadamente violento, vulgar y molesto, el personaje se hizo fama de “gracioso”, logrando tener una gran cantidad de seguidores que buscaron por todos los medios hacerle justicia y, de cierta forma, lograron darle algo de nombre en otros medios como los juegos de video y las series animadas pero, ¿en el cine? ¿Cómo podría retratarse fielmente a este sangriento y descarado mercenario en la pantalla grande sin poner en riesgo el concepto familiar que se le había dado al género y, en caso de hacerlo, asegurar que la cinta no sería un cuantiosa pérdida de dinero para quien la filmara?

Como ocurre con todas las películas basadas en un comic, el actor protagónico, el director o algún guionista juran, durante la campaña de promoción, que tanto como todo el equipo de producción son devotos del personaje y que se asegurarán que la cinta en cuestión será totalmente fiel al concepto en la cual se basa. Sea esto cierto o no, el caso de Deadpool fue cuidadosamente fabricado para mostrarlo así, con un Ryan Reynolds entregado completamente a interpretar este personaje en una historia en la que el director Tim Miller se esfuerza por presentar claramente el mundo donde al ahora afamado mercenario de Marvel se encuentra.

Con presupuesto limitado (en comparación con otras producciones del género), el escepticismo de todos aquellos que estuvieron alrededor de la cinta durante su producción, pero con un guion interesante y un ejército de creativos detrás de su campaña de publicidad, Deadpool logró llamar la atención del mundo. No puedo negarlo, hay cintas basadas en comics mucho más violentas, mucho más graciosa y casos más contados, mucho más fieles al concepto original pero, a final de cuentas, Deadpool encontró ese punto medio entre todas esas características para sorprender al público, a la meca del cine y hasta él mismo con su primera aparición en la pantalla grande.

Sería ingenuo pensar que Deadpool se convirtió en el éxito de taquilla en el que se acabó siendo por sus escenas de violencia, situaciones sexuales o habladurías, y sería aún más tonto creer que fue por el humor o la idea de que “rompe la cuarta pared al hablar con el público” (uno de los detalles menos desarrollados del personaje en este cinta, a mi parecer), pero el cuidado paquete al que sus creadores le apostaron funcionó, y vaya que lo hizo tan bien que el personaje se hizo tan popular y odiado en el cine como lo era ya en las historietas.

Quizá lo más sorprendente de Deadpool es que su cinta posiblemente sería la primera dentro del género que más se identifica con la generación que le tocó verla en el cine que con aquella que vio nacer al personaje en los comics, pero, en lo personal, lo que me sigue impresionando de este filme es que, a diferencia de todas las otras cintas de súper héroes, más que una aventura o película de acción, ésta es una historia de amor.

Deadpool (Idem, 2016)

Lo Bueno: Adaptación, guión y la escena al final de los créditos.

Lo Malo: Dirección, maquillaje,

Factor Xhale: Coloso, más que un gigante de metal, parece luchador de plástico.

Comentarios»

1. Juan Manuel Perez - 2 marzo, 2016

Que bueno que regresas al blog ya se extrañaban las reseñas de peliculas

2. travsam - 2 marzo, 2016

Coloso… un mono de plastico.. y de pronto me acuerdo de esos monos estirables de los setenta….


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: